<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=906817470726869&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Planeación de la maternidad/paternidad

Plan M, con M de Maternidad a los 30 y más

Por
5 Minutos de lectura

Tu primer embarazo a los 30 años

Si acabas de cumplir tu llegada al tercer piso, debo decirte que estás en una maravillosa edad para tener un embarazo, pues las reglas están cambiando y como sociedad, nos estamos perfilando hacia nuevos rumbos en lo que se refiere a la planificación familiar y a las alternativas reproductivas disponibles. En este artículo te contaremos más sobre los detalles y pormenores de tomar esta decisión.1 La maternidad en plenitud es lo más común en la actualidad para las mujeres que han logrado su total independencia económica y cumplido sus ambiciones profesionales, tal como lo reveló el estudio Social Lab que Plan M realizó para conocer las nuevas tendencias de las mujeres mexicanas y los miembros de la comunidad LGBTIQ+ que aspiran a formar una familia en el futuro.1


mujer-embarazada-planm

La reserva ovárica y su relación con la fertilidad 

Cada mes, de entre un grupo numeroso de óvulos, el cuerpo femenino selecciona solo uno para iniciar un proceso que puede terminar en la fecundación. Aunque cada mujer cuenta con aproximadamente entre 1 y 2 millones de óvulos al nacer, al llegar a la pubertad esta cifra puede disminuir hasta los 300,000, de los cuales solamente 300 podrían ser fecundados durante los años reproductivos. A este proceso gradual de pérdida de los folículos (sacos que contienen los óvulos), se le conoce como Atresia y es parte de la Reserva Ovárica (término que en años recientes ha cobrado relevancia, pues se relaciona a las condiciones biológicas relacionadas con la fertilidad y con el concepto de Planificación Familiar).2

A este respecto, una de las herramientas que pueden abrir tu panorama es la prueba llamada “antimülleriana”, que ofrece información clave sobre la reserva ovárica de cada mujer, es decir, el número y calidad de los óvulos disponibles dentro de su cuerpo y, con esta valiosa información, las mujeres pueden tomar decisiones anticipadas sobre su vida reproductiva.3

Conecta con un especialista

Las convenciones sociales son lo único que demerita la maternidad tardía

A muchas mujeres mayores de 30 años les resulta increíble descubrir las adaptaciones que experimenta su cuerpo para iniciar una etapa de plenitud y gozo, si es que aún no han aprovechado su plenitud reproductiva en la década previa para dedicarse a cumplir metas y logros profesionales. Así que, en lo que respecta al factor biológico, es importante que todas las mujeres que estén considerando quedar embarazadas comiencen a tomar vitaminas prenatales al menos un mes antes de intentarlo, pues existe evidencia de que el aporte adicional de ácido fólico tan necesario para garantizar un buen nacimiento.4

La postergación de la maternidad se asocia a un entorno familiar más estable, una posición socioeconómica más alta, mayores ingresos y mejores condiciones de vida, así como a mejores prácticas de crianza, por lo que tener hijos más tarde en la vida es una estrategia atinada desde el punto de vista económico y profesional, ya que permite a las parejas acumular más y mejores recursos materiales.5

doctora-con-pasiente-planm

Cualquier momento es el preciso para tomar la decisión correcta

Quizá cuando las mujeres son más jóvenes pueden tener más facilidad frente a la reproducción, sin embargo, no significa que a partir de los 30 no existan posibilidades de lograr un embarazo; también, hoy en día, gracias a las Tecnologías de Reproducción Asistida (TRA) se ha logrado prolongar la ventana de fertilidad. Por lo que es momento de romper paradigmas y fortalecer el deseo de ser madres en las mujeres que han decidido iniciar este increíble viaje. Unas de las grandes ventajas de iniciar la maternidad a mayor edad es que se asocia con un entorno familiar más estable, una posición socioeconómica más alta, mayores ingresos y mejores condiciones de vida, así como mejores prácticas de crianza.2,5

 

La maternidad postergada y su lado positivo

La investigación sobre madres mayores sugiere que las mujeres que posponen la maternidad están más "preparadas" y menos estresadas por tener hijos. Las madres mayores están más preparadas porque tienen un estatus laboral más alto que les permite una mayor flexibilidad financiera, opciones para el cuidado de los niños y más capital social que facilita la transición a la paternidad. Además, los estudios han encontrado que la asociación entre la maternidad y el bienestar subjetivo varía fuertemente con la edad: es negativa a edades tempranas, pero se vuelve positiva a edades más avanzadas.6

Mujer-empresaria-planm

Factores que debes considerar sobre la maternidad después de los 30 años

Si ya tuviste un hijo, siendo muy joven, y ahora que has logrado mayor estabilidad deseas tener otro embarazo a partir de los 30 años, es importante que tomes en cuenta que a partir de los 35 años la calidad y cantidad de óvulos desciende. Sin embargo, hay que recordar que el desarrollo de múltiples técnicas de reproducción asistida pueden facilitar lograr el embarazo.7

 

Desde el punto de vista médico, un embarazo en los treintas y más, conlleva algunos riesgos para la madre y para el feto. Por lo que ser madre en estas condiciones es posible gracias a la preparación y precauciones adecuadas, y no necesariamente es sinónimo de un embarazo de alto riesgo.8 Motivo por el cual, ahora te compartiremos un par de opciones para llevar a cabo tu maternidad sin contratiempos.

 

Tecnología de Reproducción Asistida: ¿cómo puede ayudar a tu futura maternidad?

La fertilización in vitro (FIV) y otras TRA se han convertido en los tratamientos médicos más aceptados para tratar la infertilidad y, gracias a ellos, muchas parejas han tenido bebés saludables. La FIV es un método de reproducción asistida, en el cual los espermatozoides del hombre y los óvulos de la mujer se combinan fuera del cuerpo en un laboratorio.9

 

La FIV implica que uno o más óvulos fertilizados (embriones) se transfieren al útero de la mujer, donde pueden implantarse en el endometrio y desarrollarse. Los embriones sobrantes pueden ser congelados para un uso futuro. La crioconservación hace que los ciclos futuros de TRA sean más sencillos, menos costosos y menos invasivos que el ciclo inicial de FIV, ya que la mujer no requerirá la estimulación ovárica ni la captación de óvulos. Esto se realiza mayormente en mujeres jóvenes que están por someterse a tratamientos o intervenciones que podrían afectar su fertilidad, como la quimioterapia.9

proceso-de-embarazo-planm

Otra TRA es la congelación de óvulos es muy segura, pues no existen casos documentados de transmisión de enfermedades infecciosas, mientras los riesgos de defectos congénitos, anomalías cromosómicas o complicaciones en el embarazo tampoco parecen aumentar en comparación con el uso de óvulos en fresco.9

 

La mayor parte de las investigaciones anteriores sobre este tema se habían basado en modelos matemáticos, a diferencia de este estudio, que se apoyó en una experiencia clínica con 543 pacientes, con una edad promedio de 38 años, cuyos óvulos se extrajeron y congelaron. Esta edad es más avanzada que la edad óptima para congelar los óvulos, que es antes de los 35 años. En total, nacieron 211 bebés de óvulos congelados a lo largo del estudio, con lo que quedó ampliamente demostrada la eficacia de este recurso, que deberías considerar si estás en una situación similar.10

 

Ahora que cuentas con más información sobre todo lo que rodea al embarazo y la fertilidad en este capítulo de tu vida, puedes echar mano de otros recursos y, sobre todo, si aún no has cumplido los 30 años, entonces prospectar tu futura maternidad si así lo deseas. 

 

Ha llegado el momento de que hagas tu plan y si necesitas mantenerte actualizada: cuentas con el apoyo del mejor Plan M.

 

Referencias:

  1. Plan M México. Social Lab Study Summary. 2022.
  2. Sociedad Americana de Medicina Reproductiva. Edad y Fertilidad. 2013.
  3. Capecce, E. et al. La hormona antimulleriana como marcador de función ovárica. Revista Argentina de Endocrinología y Metabolismo. 2016
  4. Edad y Fertilidad. [Internet]. Consultado en noviembre de 2022. Disponible en: https://www.socalfertility.com/es/servicios-de-fertilidad/edad-y-fertilidad/ 
  5. L. Schmidt, et. al. Demographic and medical consequences of the postponement of parenthood. Human Reproduction Update, Vol.18, No.1 pp. 29–43, 2012.
  6. Myrskylä M, Barclay K, Goisis A. Advantages of later motherhood. Gynakologe. 2017;50(10):767-772.
  7. La edad. [Internet]. Consultado en noviembre de 2022. Disponible en: https://www.cirh.es/fertilidad-faq/la-edad/ 
  8. Ser madre a partir de los 35 años. [Internet]. Consultado en noviembre de 2022. Disponible en: https://nace.igenomix.es/blog/ser-madre-a-partir-de-los-35-anos/ 
  9. AMERICAN SOCIETY FOR REPRODUCTIVE MEDICINE. Tecnologías De Reproducción Asistida. Guía para pacientes. [Internet]. Consultado en noviembre de 2022. Disponible en: https://www.reproductivefacts.org/globalassets/rf/news-and-publications/bookletsfact-sheets/spanish-fact-sheets-and-info-booklets/tecnologias_de_reprocuccion_assistada_spanish.pdf 
  10. Cascante SD, et al. Fifteen years of autologous oocyte thaw outcomes from a large university-based fertility center. Fertil Steril. 2022;118(1):158-166.
Lo que debes saber sobre la reproducción asistida
Plan M, con M de Maternidad a los 30 y más